Mi primer entrada.

Hace mucho que no escribo en línea, ahora me estoy dando la oportunidad para retomar la escritura digital.

Deja que te cuente un poco más sobre mi…

Mi vida ha cambiado mucho en los últimos tres años, cuando decidí salir de México y embarcarme a la nueva aventura de vivir en Francia. He conocido de todo tipo de personas, me he topado con algunas de las personas que siempre estarán en mi mente y en mi corazón. He reído, he llorado, he querido rendirme y regresar a casa, la constante pregunta ¿Vale la pena todo el sacrificio que estoy haciendo?, ¿Vale la pena estar tan lejos de las personas que más quiero?, ¿Qué estoy ganando?

Conocí a una persona (N) que me hizo ver otro mundo, me hizo volver a amar, me dió ese pequeño empujón y querer salir de mi zona de confort y desear ser mejor persona, me enseñó mucho y que siempre siempre estaré agradecido con ella por todo lo que hizo por mi y restará en mi corazón y en mis oraciones.

Decidí poner el nombre de My little red notebook (El cuadernito rojo) porque justamente es donde plasmo mis deseos, pensamientos, sentimientos, inseguridades, vulnerabilidades, debilidades y una docena de adjetivos más. Comencé a escribir en ese cuaderno justo unos meses después de haberme mudado a París.

En los últimos años he tenido la inquietud de querer hacer un blog, pero soy una persona que pierde el interés fácilmente, o hago otra cosa o simplemente me gustar procrastinar (perdón). Ahora, gracias a un cambio de 180º (ojo no 360º como muchos dicen). Puse en perspectiva toda mi vida: qué hago aquí?, quiero quedarme aquí?, qué sigue?

Por lo pronto ya estoy escribiendo esta entrada, la primera, y espero que no sea la única, quiero llevar a cabo mis proyectos y tengo que enfocarme en qué es lo que quiero en mi vida, pero sobre todo, vivir, disfrutar, agradecer y ser feliz.

Estoy recomenzando con esto, puede que haya falta de dicción, pero en mi mente se escucha totalmente lógico.

Gracias por acercarte.

Tour Eiffel

Siempre que te veo, sonrío.